Quiero ser HERMANO

Si un joven desea conocer la vocación de Hermano como opción para su vida, debe ponerse en contacto con el Hermano o el Animador Vocacional de la Institución Lasallista donde estudia. En caso de no ser alumno lasallista debe ponerse en contacto con el Hermano Responsable de la Pastoral Vocacional del Distrito al que pertenece.

Los jóvenes que deciden iniciar un proceso para descubrir su vocación son invitados a integrarse al grupo PARMENIA, que es precisamente un medio para encontrar junto con otros jóvenes y la compañía de un Hermano la propia vocación.

El grupo PARMENIA, es un medio que favorece el conocimiento de la Vocación de Hermano de La Salle, el descubrimiento de la propia vocación así como el fortalecimiento vocacional de quienes ya la han encontrado.

Todos los años, participan muchos jóvenes de los diferentes grupos PARMENIA en las diferentes experiencias, encuentros, campamentos, retiros que se organizan los Hermanos de la Salle.

PROCESO DE FORMACIÓN

Aspirantado: El Aspirantado es la Etapa en la que los jóvenes que han terminado la Secundaria o iniciado el Bachillerato, deciden iniciar su formación en una comunidad con jóvenes de la misma edad y que comparten las mismas inquietudes. Son acompañados por una comunidad de Hermanos que son los responsables de su formación.
Durante esta etapa continúan con sus estudios de Bachillerato en el Colegio Francés de la Laguna en Gómez Palacio, Durango. 


Postulantado: En esta etapa se encuentran los jóvenes que han concluido sus estudios de bachillerato y desean iniciar su proceso de formación en una comunidad con jóvenes de su edad. Los estudios y experiencias que se tienen en el Postulantado están encaminados al autoconocimiento de cada joven, al conocimiento de la vida y obra de San Juan Bautista de la Salle y de la misión del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. 


Noviciado: Este es el año oficial de preparación para ser Hermano. Durante este año que se vive en el Noviciado Interdistrital en Lagos de Moreno, Jalisco, hay clases y actividades específicas que enriquecen la vida de fe, la comprensión de la vida religiosa y la propia experiencia comunitaria. Es una oportunidad excepcional para acrecentar la relación personal con Dios. Las oportunidades de reflexión ayudan al joven a integrar en su vida la consagración religiosa y los votos de pobreza, castidad, obediencia, estabilidad en el Instituto y la Asociación para el Servicio a los pobres a través de la Educación. Al final del año, el joven puede discernir el llamado para profesar los Primeros Votos, reconociendo públicamente la disposición a mantener una relación profunda con Dios. 


Votos Temporales: Una vez concluido el Noviciado los jóvenes Hermanos se preparan profesionalmente para desempeñar su misión como Hermanos de las Escuelas Cristianas. Estudian la licenciatura en Educación. 
 


Votos Perpetuos: La Profesión de los Votos Perpetuos marcan el fin de la Formación Inicial. Esta declaración pública en la presencia de Dios, los hermanos y la Iglesia en general le dice a todos su deseo de continuar su participación en la labor educativa y el estilo de la comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas.